El lado oscuro de Sagitario

Todos los seres humanos tenemos en nuestra personalidad, aspectos positivos y negativos, los cuales nos hacen ser justamente quienes somos. En gran medida los astros (y nuestro signo zodiacal más precisamente) delimitan ciertas características negativas, propias de cada signo, que si bien no suelen notarse a simple vista, también son parte de la esencia del signo y sus nativos.

En esta ocasión, te traemos una magnífica entrega en la cual podrás conocer en detalle, cuales son los aspectos más oscuros de la personalidad de los nativos de Sagitario, signo significativamente reconocido por su pureza y espontaneidad a la luz del día, pero con una dosis extra de aspectos no tan agradables, en sus momentos oscuros.

Lo peor de la naturaleza sagitariana

Si bien Sagitario es un signo dotado de buena energía, entusiasmo y la mejor disposición a la hora de ayudar a otros, no debería asombrar a nadie el saber que su naturaleza (como la naturaleza humana en general) esconde ciertos rasgos turbios y menos agradables que en cierta medida Sagitario procurará disimular al principio.

Son precisamente sus virtudes: El valor, la espontáneidad, su espíritu libre, su intensidad, los que generan otros matices no tan positivos en su personalidad y conducta. Veamos entonces en qué consisten los peores rasgos del ser sagitariano.

  • Sagitario odia que le pongan barreras, límites o cualquier tipo de obstáculo que impida su trance libre y despreocupado.  Si por algún motivo intentas intervenir en los planes de un sagitariano, ten muy por seguro que este signo te clavará su intensa mirada, y no descansará hasta quitarte de su camino. Entre más le prohíban, más intentará transgredir y se apartará de todas aquellas personas que pretendan limitar su libre accionar en algún sentido.
  • Nuestro centauro también suele ser algo impertinente e imprudente en algunas ocasiones. A Sagitario le encanta opinar y dar su punto de vista en discusiones y conversaciones de todo tipo, y aunque no se lo pidan, Sagitario nunca dejará de abrir el pico para decir lo que piensa con respecto a la situación, aunque esto pueda llevar a herir u ofender a alguien más. De hecho le encanta generar polémicas y cuando las conversaciones suben de tono puede ponerse muy agresivo en sus expresiones.
  • Sagitario suele ser algo inconsciente e infantil en algunas ocasiones. Si el instructor del campamento dice que no deben de saltar por ese acantilado enorme, ten por seguro que al darse media vuelta, Sagitario ya estará en caída libre hacia abajo. A este signo le encantan los desafíos, y su personalidad temeraria, hace que nada lo detenga a cumplir sus más extraordinarios (y peligrosos) deseos. Y esta actitud no se detiene en la adolescencia sino que se profundiza con el correr de los años.
  • Otro aspecto indiscutible de Sagitario, es su gran disposición (casi obsesión) por la competencia. Como signo de Fuego, y al igual que Aries y Leo, Sagitario tiene esa naturaleza propia de signo ganador y líder, y le encanta destacarse siempre en todo lo que hace, por encima de todos. Esta actitud lleva aveces a que su entorno, considere a Sagitario como alguien un poco arrogante y hasta quizás violento en su manera de imponerse por encima de los demás. De todos los lugares posibles siempre querrá el primero y no dudar´en competir con quien sea para conseguirlo.
  • Si bien Sagitario es un signo muy impulsivo, tiene una gran capacidad para hacer caer a los demás bajo su aspecto de “pobre gatito arrepentido”. Este signo, es demasiado astuto, y siempre sabe como salirse con la suya ante cualquier situación. Hay que decirlo: Todo arquero es un gran manipulador.
  • Nunca te confíes del todo en un Sagitario, es un signo que siempre tiene un as bajo la manga, y como signo de fuego que es, siempre sabe como conseguir lo que se propone. Detrás de su apariencia amigable y reconfortante, puede esconderse una persona mentirosa, dispuesta a seducirte y manejarte de la manera más sencilla para lograr lo que se propone.

Artículos relacionados

Anterior

Ranking de infidelidad zodiacal Parte I

Siguiente

Secretos para conquistar a Libra