La Luna llena: Cómo influye en tu vida y en tus emociones

Los ciclos de la Luna tienen una gran influencia en nuestra vida, sobre todo en lo que hace a nuestro mundo emocional y de relaciones. La etapa llamada de “Luna Llena” es un momento de grandes oportunidades de cambio que podemos aprovechar para dar comienzo a nuevos ciclos y cumplir muchos de nuestros objetivos.

Muchas personas tienen la creencia de que la Luna llena nos enloquece en razón precisamente de su influencia en nuestras emociones y estados de ánimo. Pero hoy te contaremos realmente cómo influye la luna en nuestras emociones y cómo puedes sacar un máximo provecho de la próxima Luna Llena para tomar acciones positivas en tu vida.

Cómo afecta La Luna Llena Nuestra Vida

No hay dudas de que los ciclos de la luna modifican notablemente nuestras conductas y nuestra vida emocional e incluso existen pruebas científicas que dan clara muestra de ello. Nuestros deseos, la percepción que tenemos de la realidad e incluso nuestro humor se ven afectados durante las diferentes etapas lunares y sobre todo por la Luna Llena.

Sin embargo, estos efectos lunares no tienen por qué ser negativos si aprendemos a comprenderlos y buscamos sacarles el máximo provecho. Y para ello es necesario prestar atención a nuestros estados de ánimo, no renegar de nuestras emociones y estar advertidos de los cambios que podemos experimentar durante esta etapa del tránsito lunar.

Es posible que durante la Luna Llena te resulte más difícil conciliar el sueño, tu sensibilidad se encuentre más a flor de piel y estés mucho más permeable a las energías del entorno. En todo caso, este trance no necesariamente debe ser negativo si lo aprovechas para actividades como la meditación, la reflexión y el descanso.

A continuación te daremos algunos ejemplos de acciones concretas que puedes tomar para aprovechar al máximo el tránsito de la Luna Llena.

Luna Llena: Efectos y medidas que puedes tomar durante esta etapa

Como hemos dicho con anterioridad, la Luna Llena es un tiempo en el cual nuestra sensibilidad se eleva al máximo y podemos conectar de forma muy auténtica con nuestras emociones. También es un tiempo propicio para la reflexión, la regeneración y la meditación, ya que pueden alcanzarse estado de elevada introspección.

Es un tiempo ideal para cuidarse, para encarar acciones que promuevan el bienestar cuerpo, mente y alma y para descansar y reponer nuestro organismo. Es buen momento para depurarse y también para buscar un embarazo, ya que la fertilidad se eleva en este tiempo.

Durante la Luna Llena es un buen momento también para realizar hechizos de magia blanca que busquen “endulzar” una unión amorosa y acercar a dos personas. Es un tiempo muy propicio además para pedir al universo y como mucha fe todo tipo de deseos vinculados con el amor, ya que la Luna nos brinda la fuerza para poder materializarlos.

Esta etapa es además un gran tiempo para realizar tratamientos estéticos, sobre todo si involucran elementos de la naturaleza. El cabello crece y la piel se regenera mejor durante esta etapa, por lo que es un tiempo ideal para procurar el bienestar y el cuidado tanto interno como externo.

Anterior

Sagitario en el amor, la pareja y el sexo

Siguiente

Compatibilidad entre signos: Descubre a tu pareja ideal