La relación de Escorpio con los demás signos del zodiaco

Para Escorpio, el hecho de congeniar con otros signos puede llegar a ser una tarea muy sencilla, y esto debido a su energía, la cual recibe de la constelación del escorpión. Dicha energía, le permite a este signo ser quien es, sin tratar de cambiar para complacer o agradar a las demás personas. Escorpio es un signo que no se esfuerza por mostrar una imagen que no existe, de sí mismo.

Cuando nos rodeamos de personas, está en nuestra naturaleza ser de agrado para los que nos rodean; esto nos lleva a pensar en qué estarán pensando, pero no nos atrevemos a preguntarlo porque no es la norma social o tal vez, por simple timidez. Esta incógnita nos lleva a suposiciones a partir de nuestras propias inseguridades. La forma en que percibimos a la gente, lo podemos utilizar para crear una imagen opuesta de como estamos siendo percibidos. Si las personas no nos dicen claramente su opinión de nosotros o si nosotros mismos no queremos creer en lo que nos mencionan, utilizaremos nuestros propios pensamientos y percepciones para hacer una muestra de lo que creemos es lo que estamos proyectando.

Tomaremos algunos de nuestros peores rasgos, que son aquellos que más nos resaltan a nosotros pues es lo que queremos cambiar de nosotros mismos, y los elevaremos a una magnitud exagerada de cómo son en realidad percibidos. Utilizaremos estos rasgos para criticarnos a nosotros mismos como lo haríamos con otras personas, pero aquí existe un grave problema; nosotros podemos ver dentro de nosotros mismos con una visión que no es totalmente clara. Siempre con el deseo de ser perfectos, atacaremos con mayor fuerza cualquier pequeña imperfección de nuestra actitud. Olvidaremos nuestra humanidad y golpearemos fuerte a lo que debemos cambiar.

Esto nos lleva a un conflicto entre nuestra naturaleza y la percepción que queremos crear en las demás personas. Cambiaremos para ser como a ellos les placería más. Esta es una situación en la que las personas que reciben y aceptan las energías de escorpión han podido superar de manera admirable. La constelación de escorpio les ha dado la fortaleza de poder amenizar con otros de forma pacífica sin crear esta distorsión de la realidad y la percepción.

         Las personas del signo de Escorpio se aceptan a sí mismas como son, pueden ver sus propios defectos y manejarlos de forma adecuada, sin ser demasiado agresivos y sabiendo que siempre podrán recaer en pequeñas instancias de errores, ya que han acogido su propia humanidad. Ese origen que nos lleva a nosotros a seguir intentando y tropezar de vez en cuando. No somos perfectos y el universo lo sabe. No trata de perfeccionarnos, sino de darnos la energía de todos los días poder continuar y no rendirnos.

Escorpio se acepta a sí mismo y esto le permite rodearse de otras personas; cada cual tendrá dentro de sí misma una percepción distinta viendo los errores y las virtudes de los demás, pero Escorpio no entrará en el conflicto de la percepción con la realidad y no se cambiará a sí mismo solo por agradar a sus prójimos, lo que le dejará amenizar con cualquiera de forma muy natural.

Artículos relacionados

Anterior

Las fortalezas y debilidades de Aries

Siguiente

Los signos más intimidantes del zodiaco