Las relaciones sociales de Escorpio

Cada uno de los signos zodiacales posee una personalidad única que lo lleva a relacionarse con su entorno de forma determinada. Y entender el carácter de cada nativo zodiacal y la forma de llevar sus relaciones nos hará mucho más fácil vincularnos con ellos en la práctica.

En el día de hoy nos dedicaremos a analizar el modo en el que se vinculan socialmente los nativos escorpianos para que puedas entenderlos y llevarte bien con ellos o bien para que analices tus interacciones sociales sin eres un nacido bajo el signo del escorpión. 

Cómo se vincula Escorpio con su entorno

Para Escorpio, el hecho de congeniar con otros signos puede llegar a ser una tarea muy sencilla, y esto debido a su energía, la cual recibe de la constelación del escorpión. Dicha energía, le permite a este signo ser quien es, sin tratar de cambiar para complacer o agradar a las demás personas. Escorpio es un signo que no se esfuerza por mostrar una imagen que no existe, de sí mismo.

Cuando nos rodeamos de personas, está en nuestra naturaleza ser de agrado para los que nos rodean; esto nos lleva a pensar en qué estarán pensando, pero no nos atrevemos a preguntarlo porque no es la norma social o tal vez, por simple timidez. Esta incógnita nos lleva a suposiciones a partir de nuestras propias inseguridades. La forma en que percibimos a la gente, tiene mucho que ver con nuestra personalidad y en el caso de Escorpio muestra poco de sí y analiza mucho a los demás como forma de defensa.

Si las personas no nos dicen claramente su opinión de nosotros o si nosotros mismos no queremos creer en lo que nos mencionan, utilizaremos nuestros propios pensamientos y percepciones para hacer una muestra de lo que creemos es lo que estamos proyectando. Eso mismo hace Escorpio cuando conoce a alguien y analiza no solo sus palabras sino sus gestos y actitudes para formarse una imagen más o menos amigable, y decide si va a confiar.

En general los escorpianos toman en mayor consideración los peores rasgos de los demás y analizan su peligrosidad elevándolos en ocasiones hasta una magnitud exagerada. Su forma de resguardarse pasa por preguntar, analizar, intuir y puede que tras tanta investigación finalmente se lleven de la otra persona una visión que no es totalmente clara.

En el fondo de su corazón Escorpio anhela vínculos perfectos, en los cuales poder relajarse y confiar y reacciona con violencia ante cualquier pequeña imperfección de  actitud. Le cuesta aceptar que las equivocaciones de los demás no necesariamente implican malas intenciones sino que son parte de la condición humana que él mismo comparte.

Esto lleva a los nativos Escorpio a un conflicto entre su naturaleza y la percepción que crea en las demás personas con sus actitudes y reacciones durante los primeros tiempos de las relaciones.

Es un desafío de Escorpio entender que no tendría sentido que los demás cambiaran para ser como a ellos les placería más. Esta es una situación que las personas que reciben y aceptan las energías del escorpión deben poder superar de para establecer un vínculo afectuoso y sincero con él.

La constelación de escorpio les ha dado a sus nativos la fortaleza de poder amenizar con otros de forma pacífica sin crear esta distorsión de la realidad y la percepción. Es un trabajo que deben asumir día a día para tener relaciones más placenteras y fluidas.

         Las personas del signo de Escorpio se aceptan a sí mismas como son, pueden ver sus propios defectos y manejarlos de forma adecuada, sin ser demasiado agresivos consigo mismos y sabiendo que siempre podrán recaer en pequeñas instancias de errores, ya que han acogido su propia humanidad. Ese origen que nos lleva a nosotros a seguir intentando y tropezar de vez en cuando. No somos perfectos y el universo lo sabe. No trata de perfeccionarnos, sino de darnos la energía de todos los días poder continuar y no rendirnos. Pero del mismo modo, debemos poder tolerar los errores ajenos, y ese es el mayor reto de Escorpio en sus relaciones.

Escorpio se acepta a sí mismo y esto le permite avanzar hacia sus metas pero le toca comprender que cada cual tendrá dentro de sí mismo una percepción distinta y también errores y virtudes.

Escorpio no entrará en conflicto entre sus deseos y su percepción de la realidad cuando comprenda estas verdades y así como no se cambia a sí mismo solo por agradar a sus prójimo, aprenderá a aceptar a los demás, a no desconfiar y podrá amenizar con cualquiera de forma muy natural.

Artículos relacionados

Anterior

Cómo son las mujeres Escorpianas

Siguiente

Chismosos zodiacales