Lo bueno y lo malo de los nativos de Virgo

Ya que nos encontramos transitando su período, vamos a hablar de los nativos de Virgo (aquellas personas nacidas entre el 23 de agosto y el 22 de septiembre). Por supuesto que como todos los signos, tienen sus aspectos positivos, y también sus zonas oscuras. Aquí te contaremos ambas cuestiones en profundidad, para que aprendas a conocerlos y relacionarte mejor con ellos.

Algunas generalidades de los virginianos

Lo primero que hay que decir de los nativos de este signo, es que son bastante perfeccionistas, lo que llevado a un extremo no debería ser un defecto. De hecho, son muy responsables y cumplidores en su trabajo, pero en el plano personal, muchas veces esta característica les juega en contra.

Lo mejor de Virgo

Son elegantes y refinados. Autoexigentes  y detallistas, por ende cualquier persona que tenga un negocio querrá tener un empleado o socio como ellos. A la hora de trabajar, ponen su máxima dedicación y seriedad, una entrega que casi ningún signo puede superar. Son prácticos y mentales, y siempre sabrán cómo resolver un problema de la manera más rápida y efectiva.

Tienen buenos hábitos y son muy constantes, ya sea con su alimentación o su cuidado físico. Y son sumamente atentos y serviciales.

Lo peor del signo

Como dijimos anteriormente, la excesiva tendencia al perfeccionismo de los virginianos, puede ser positiva en el plano laboral pero no tanto en el personal. Porque a menudo tienden a ser muy críticos con su pareja y a pretender la perfección en sus relaciones, cuando ninguna relación puede ser ideal.

A Virgo le cuesta comprender que al otro le duela su constante crítica, porque ellos mismos conviven con ella dentro de su propia cabeza. Lo hacen con buena intención, pero pueden resultar agotadores, y hacer sentir desvalorizado a quien más los ama.

Otro punto a mejorar en los nativos de este signo, es que suelen excederse con lo serviciales y solidarios que son, olvidándose de sí mismos, o dando lugar a que otros se aprovechen de ellos. Muchas veces les toca decepcionarse cuando el resto de la gente no actúa con la misma entrega, perfeccionismo y solidaridad que ellos lo harían, y les cuesta entender que cada uno es como es, y que en la vida nada es perfecto e impoluto.

Otro desafío para Virgo es aprender a delegar: Están tan convencidos de que nadie hará las cosas tan bien como ellos, que suelen sobrecargarse de obligaciones y pierden la oportunidad de formar a otros en aquello que ellos manejan tan bien.

 

Por otra parte, su aire autosuficiente hace que les cueste horrores pedir ayuda, y muchas veces su entorno se acostumbra a descansar en ellos, sin tener idea de lo sobrecargados que pueden estar a veces, a costa de su propia tendencia a “hacer todo”.

Algunos consejos para Virgo

Es importante que se relacionen con personas relajadas, que los ayuden a dejar un poco de lado su excesivo sentido de la responsabilidad, y disfrutar un poco más de la vida. La seriedad es una virtud, pero como todo en exceso causa problemas, y Virgo debe aprender a no ser tan crítico y perfeccionista para gozar plenamente de su tiempo libre, sus relaciones y la vida en general.

Al fin y al cabo, la vida no es solo trabajo y responsabilidad, sino que lo bueno viene después, y Virgo debe aprender esa lección.

Artículos relacionados

Anterior

El horóscopo de Tauro para Septiembre

Siguiente

Lo mejor y lo peor de Piscis