Los signos más egocéntricos

El amor propio es una cualidad que todos debemos ejercitar y que claramente puede considerarse una virtud. Quien se quiere y se respeta a sí mismo está en condiciones de establecer relaciones sanas y respetuosas con las demás personas y se encuentra en mejores condiciones de luchar por lo que quiere. El ego en cambio, es el amor propio mal entendido, la exacerbación del mismo que nos lleva a ignorar las necesidades ajenas y contrario a lo que sucede con el amor propio, lejos de sumar en nuestra vida y en nuestras relaciones las complejiza.

Por si no lo sabías, nuestro grado de egocentrismo está íntimamente ligado a nuestro signo zodiacal y aquí te contaremos cuales son los signos más egocéntricos del zodíaco.  

Aries: Es el primer signo del Zodiaco y suele estar convencido de su superioridad y su razón en toda situación de la vida. Le cuesta mucho escuchar y admitir las razones ajenas y por lo general es una persona intransigente y bastante intolerante. En sus relaciones de todo tipo necesita llevar la voz cantante y no se bajará de una discusión hasta tanto se hay alzado con el galardón de la última palabra.

Cáncer: El egocentrismo de Cáncer no es tan chocante como el de Aries pero es igual de molesto. Cáncer suele tener la idea de que todo el mundo desea perjudicarlo, se hace cargo d cualquier broma o crítica que se suelta al aire y cuando tiene un problema se pone en modo dramático y necesita que todo el mundo lo consuele y se compadezca de él aunque se trate de algo totalmente cotidiano e irrelevante.

Leo: El rey del egocentrismo es el Rey de la Selva. Leo necesita ser el centro de atención en todos los ámbitos de la vida: Con su pareja, en su ámbito laboral y en la vida en general. Lo peor que puede ocurrirle es sentirse ignorado y el no recibir la atención suficiente saca lo peor de su personalidad. Lo cierto es que más allá de su altivez y su gran melena que denota seguridad y superioridad, Leo busca reconocimiento en forma constante porque no es tan seguro como aparenta. Por eso necesita de la mirada ajena para confirmar sus atributos.

Sagitario: Su egocentrismo se refleja en la incapacidad de escuchar consejos y opiniones ajenas y en sus serios problemas a la hora de admitir errores y disculparse por sus malas actitudes. Además, cuando a Sagitario algo se le mete en la cabeza no habrá nada más, no contemplará posibles daños ni consecuencias y no le interesará a quien hace daño al cumplir su voluntad. Es egocéntrico y egoísta y se mueve por sus propios deseos sin pensar en los demás. Lo admita abiertamente o no se considera el mejor en todo lo que hace y supone que eso lo habilita a hacer lo que quiera y cuando quiera. Un baño de humildad de tanto en tanto no le vendría nada mal al arquero que gracias a su egocentrismo vive en constante choque con las personas de su entorno.

 

Artículos relacionados

Anterior

El rasgo más sexy de cada signo

Siguiente

Los signos más fogosos