¿Qué es una Cúspide? Dualidad en el signo solar

Hoy tocaremos un tema no tan abordado en el mundo del Esoterismo pero que sin lugar a dudas tiene un gran interés e influencia en lo que a consultas periódicas de horóscopos respecta: La cuestión de la Cúspide.

¿A qué se llama Cúspide y en qué afecta la regencia de nuestro signo?

Si eres una persona interesada en el mundo esotérico y sus revelaciones, probablemente alguna vez hayas podido advertir con cierta sorpresa que la fecha de inicio y finalización de cada signo varía entre ciertas publicaciones de horóscopos de las que puedes consultar a diario en periódicos, portales, revistas y libros. Esto sucede porque cada año la fecha de ingreso y egreso del Sol en un signo sufre pequeñas variaciones, las cuales no exceden de dos o tres días. A esto se debe que los distintos astrólogos a la hora de confeccionar sus horóscopos toman en cuenta aquellas fechas que observan cada año para delimitar el comienzo y el final de la regencia de un signo determinado.

Ese periodo de algunos días en los que el Sol transita por los últimos grados de un signo y los primeros grados matemáticos del siguiente se conoce como cúspide.

¿Qué ocurre cuando naces en el período de Cúspide?

Lo que sucede cuando una persona nace en una cúspide es que comparte características y ciertos aspectos puntuales de la naturaleza de ambos signos involucrados. De esta forma la persona nacida bajo este emplazamiento solar recibe la energía combinada de ambos signos, incorporando sus cualidades dentro de su forma de ser. Esto hace que no sea tan fácil definirla recurriendo a uno solo de los signos que influyen en su personalidad porque será una combinación de ambos.

En los casos de personas nacidas bajo el período de Cúspide entre dos signos se darán combinaciones muy especiales que permiten el desarrollo de una personalidad particular donde es probable que el individuo no se identifique con la descripción del que considera su signo solar, estando en desacuerdo con varias partes de su descripción ya que en cierta parte siente en mayor medida y fuerza las vibraciones del signo que lo precede.

Para dar un ejemplo, quien haya nacido en la cúspide entre Aries y Tauro puede desarrollar cualidades típicas de los arianos como un fuerte temperamento y un gran espíritu emprendedor y a la vez poseer características típicas de un digno nativo de Tauro tales como la obstinación y la personalidad posesiva. ¿Interesante, verdad?

Queda claro entonces que a la hora de consultar sus predicciones astrológicas, los nacidos durante el período de Cúspide entre dos signos tienen una tarea un tanto más compleja que quienes nacen bajo la influencia de un solo signo zodiacal. En estos casos es recomendable prestar atención tanto a esa combinación zodiacal como a la ubicación de los planetas regentes de ambos signos involucrados dentro de la carta astral base y su relación, directa o no, con el Sol dentro de la misma. Pudiendo así obtener detalles interesantes que aporten y hagan a un mejor entendimiento de la personalidad astral brindada al individuo por el cosmos.

Artículos relacionados

Anterior

Compatibilidades para el signo de Géminis

Siguiente

Compatibilidad de Capricornio con el resto de los signos