Conociendo el Horóscopo Maya

Si eres un apasionado del mundo esotérico o simplemente te interesa profundizar más en él tienes que saber que este universo va mucho más allá del Horóscopo Occidental. En efecto, todas las culturas milenarias que han habitado la Tierra han adoptado un sistema de predicciones y utilizado algún tipo de horóscopo para adivinar el futuro.

La de los Mayas fue una de las culturas aborígenes más fuertes y ricas culturalmente que habitó América y entre sus muchos legados está el Horóscopo Maya que estás a punto de conocer. 

Conociendo los misterios del Horóscopo Maya

Existen dos tipos de horóscopos mayas dependiendo del calendario que se utilice, el lunar o el sagrado “Tzolk’in”. Una versión utiliza el calendario lunar de trece meses de veintiocho días (más un día de fiesta que suele caer el 25 de julio de nuestro calendario), lo que hace 365 días o un año solar completo. En este caso el signo del horóscopo dependerá del mes de nacimiento y existirán trece signos posibles: Tzootz – Murciélago, Dzec – Escorpión, Keh – Venado, Moan – Lechuza, Kutz – Pavo Real, Kibray – Lagarto, Batz Kimil – Mono, Coz – Halcón, Balam – Jaguar, Fex – Zorro, Kan – Serpiente, Tzub – Ardilla y Aak – Tortuga.

El calendario Tzolk’in, el horóscopo maya consta de veinte signos del día y trece signos galácticos, lo que da un total de 260 días por año. Según los mayas, el signo del día determinará los rasgos de personalidad de cada individuo. En este caso, a cada día le va correspondiendo un signo distinto de los veinte que existen y es por eso necesario recurrir a tablas que muestran para cada año a qué día corresponde qué signo. Vamos a describir a grandes rasgos cada uno de los signos del horóscopo sagrado de los mayas:

  • Cocodrilo:  los comienzos. Personalidad inteligente, creativa, asertiva y llena de energía que también puede ser agresiva, dominante y egoísta.
  • Viento:  la fuerza vital poderosa. Personalidad inteligente, reflexiva, comunicativa, flexible e idealista. También puede ser indeciso y darle muchas vueltas a las cosas.
  • Casa:  las tradiciones, el orden, la paciencia. Personalidad leal, fiel y paciente. Como contrapunto puede resultar convencional e inflexible.
  • Lagarto:  la pasión por la naturaleza. Persona apasionada, energética y dinámica que también puede llegar a ser agresiva y argumentativa.
  • Serpiente:  la resolución cuando se tiene una meta en mente. Personalidad carismática, empática y pensativa. Puede ser demasiado vehemente o asertivo.
  • Muerte:  la disposición a hacer sacrificios por el bien mayor. Es generoso, práctico y útil aunque puede llegar a mostrarse hipersensible y frágil.
  • Venado:  el placer de pasear y disfrutar de lo sencillo. Es innovador y estético y podría llegar a ser excéntrico y evasivo.
  • Conejo:  el juego inteligente y astuto. Personalidad brillante, juguetona y divertida que podría ser demasiado competitiva y egoísta.
  • Agua:  el líder imaginativo, con inteligencia emocional. Personalidad imaginativa, escrupulosa y sincera. Puede ser demasiado emocional y mandón.
  • Perro:  la lealtad y la solidaridad. Personalidad útil, confiable y leal. Puede pecar de preocupado o ingenuo.
  • Mono: el artista. Personalidad chistosa, habladora e ingeniosa. Puede ser superficial o despistado.
  • Pasto: la cooperación y ayuda. Persona rigurosa pero adaptable y considerada. Puede ser reservado e introvertido.
  • Caña: la autoridad y determinación. Persona que apoya, lista y determinada que puede llegar a ser individualista y autoritaria.
  • Jaguar: la espiritualidad. Persona inteligente e intuitiva y sofisticada. Puede ser introvertida y reservada.
  • Águila: libertad personal y curiosidad. Personalidad independiente y autónoma que puede llegar ser introvertida y descontrolarse.
  • Buitre: la dualidad comienzo-experiencia. Personalidad sabia, experta y desafiante. Puede llegar al hastío y el cinismo.
  • Tierra: pensamiento filosófico. Práctico, filosófico y amable. Puede pecar de condescendeinte y preocupado.
  • Cuchillo: la estabilidad. Personalidad lógica y acogedora que puede llegar a ser reservada y adicta al trabajo.
  • Tormenta: el poder cuidar a los demás. La curación, espiritualidad y amabilidad que pueden derivar en condescendencia e inflexibilidad.
  • Flor: la belleza y los ideales. Persona afectuosa, amorosa y creativa. Puede ser excesivamente delicada e idealista.

Artículos relacionados

Anterior

El nombre ideal de tu bebé de acuerdo a su signo

Siguiente

Tauro y el amor